Herada de Soba

DESPEDIDA DE FLORES

El domingo pasado tuvo lugar en este pueblo la despedida de las flores, acto que se celebró con toda solemnidad, ya que merece el elogio de las simpáticas señoritas de este pueblo, que con tanto celo y entusiasmo lo organizaron, y que multitud de forasteros, a pesar de la tarde lluviosa, habían llegado a presenciar la fiesta. Fué amenizada por la música de Agüera, la que se hizo escuchar hasta altas horas de la noche.

GRATA VISITA

Tuvimos el gusto de saludar en esta, el domingo, a nuestro particular amigo D. Pedro Zorrilla, alcalde de Soba, acompañado del teniente de alcalde. Ambos pasaron el día entre nosotros. Habían sido invitados por varios amigos de esta, y se les ofreció una comida, que resultó muy grata y agradable.

Después de terminados los actos religiosos de la fiesta, las señoritas de este pueblo les invitaron a un vino de honor, en el que tuvimos el gusto de departir, en charla muy amena, un numeroso grupo, muy especialmente las señoritas, que quisieron prodigarle un grato homenaje.

A última hora de la tarde partió el auto que los conducía para el pueblo de Regules, dejando muy satisfecho de su visita al pueblo de Herada, por tratarse de una persona tan estimada en todo el valle.

Por medio de estas líneas quieren demostrarle una vez más lo agradecido que le queda este pueblo por su visita, y que sean renovadas las esperanzas de volverle a ver entre nosotros.

EL CORRESPONSAL

El Cantábrico: Diario de la mañana: Año XLI Número 14072 – 8 de Junio de 1935.