Soba

EL PROGRESO DE UN PUEBLO

Hoy queremos dar a conocer a nuestros lectores los pasos que en la senda del progreso ha dado el pintoresco pueblo de Villar, desde hace cincuenta años a esta parte. En todos ellos se significado la mano de los hijos de este pueblecito sobano, que ha querido que la tierra que los vió nacer resurja en un ambiente de marcado progreso.

En el año 1880 se construye la torre de la iglesia parroquial; en 1862, construcción del cementerio; en 1895, construcción de la escuela y Casa del Concejo; en 1899, se quema la iglesia, quedando reformada en 1900; en 1907, se hace un altar mayor, y otro para la virgen; en 1911, se compran cuatro imágenes: una del Sagrado Corazón de Jesús, otra de San José, San Roque y Nuestra Señora del Carmen; en 1911, se funde una campana rota, y se adquieren los bancos necesarios para comodidad de los feligreses; en 1912, construcción de un puente sobre el río del Hoyo; en 1914, contrucción de un puente de sillería en las Holadas; en 1917, se construye una escuela; en 1921, se convierte la escuela vieja en casa-habitación del señor maestro; en 1922, construcción de otro local escuela y casa´habitación de la maestra, quedando la escuela mixta en unitaria de niños y niñas, locales espaciosos, soleados y bien ventilados y con abundante material moderno para la instrucción; en 1925, fundación de una obra pía de diez y seis mil pesetas, cuyos beneficios viene cobrando la maestra como sobresueldo a su trabaja. El maestro tiene otra, de la que cobra, como sobresueldo, mil pesetas anuales; en 1928, se dan principio los trabajos de una carretera vecinal, que una el pueblo con la carretera general, y el 22 de septiembre de 1930, se procede a la percepción, por el señor ingeniero jefe de Obras Públicas, por el señor ingeniero director de la Diputación provincial de Santander y diputado provincial señor Cagigal.

Obras estas que, en conjunto, han ascendido a más de doscientas mil pesetas.

Nosotros alabamos el proceder de estos vecinos y admiramos el interés que toman porque su pueblo marche adelante en la vida progresiva. Por eso hemos querido sacara relucir hoy todas las obras que han aportado a Villar desde el año 1880, y con ello rendir tributo de admiración a los pueblos que trabajan por su florecimiento, resurgiendo de la nebulosa obscuridad a que están sometidos la mayoría de ellos, libres, tranquilos de preocuparse por sí mismos.

Para el futuro, tiene Villar el proyecto de una traída de aguas, cosa que vendría a llenar una de las más grandes necesidades, tanto en el modernismo de los pueblos como en comodidad y estética e higiene de los mismos.

Que su anhelo se realice pronto es nuestro mejor deseo, como premio a la laboriosidad de este pueblo de Villar, que se distinguió siempre por su entusiasmo de mejorarse de día en día.

ECOS DE SOCIEDAD

-Saludamos en Veguilla a las simpáticas señoritas Carmina Pardo, Mary Calzada, Petra Pereda, María Luisa Ortiz y Marta Pardo.

-De Veguilla salió para Tetuán, D. Pedro Martínez Zorrilla, comandante de Ingenieros.

-Después de haber pasado unos días en Regules, salió para Londres D. José Pérez Ugarte, ingeniero industrial.

Pepito DE G. GARCÍA

El Cantábrico: Diario de la mañana: Año XXXVI Número 12922 – 1 de Octubre de 1930.